A la sombra de la lucha antinarco, vigilancia estadunidense sin límites - 18 de Agosto de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 808819341

A la sombra de la lucha antinarco, vigilancia estadunidense sin límites

Autor:J. Jesús Esquivel
 
EXTRACTO GRATUITO

WASHINGTON.- En el arranque de su gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto le abrió la puerta grande al espionaje estadunidense. Apenas con cuatro meses en el poder, el mexiquen-se presentó a la administración de Barack Obama el proyecto Switch Access para que las agencias de inteligencia estadunidenses extendieran sus tentáculos en territorio mexicano.

El nuevo esquema de operación y presencia de los agentes de inteligencia fue presentado en Washington el 15 y 16 de abril de 2013 por Eugenio Ímaz Gispert, entonces director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Dirigidos a John Brennan, quien encabezó la Agencia Central de Inteligencia (CIA), los documentos clasificados, cuya copia tiene Proceso, exponen en el apartado de "Notas" que el gobierno mexicano propuso una nueva era de cooperación bilateral en materia de inteligencia respecto de la estrategia definida en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

"Realizar una breve explicación del nuevo modelo de inteligencia del gobierno de México (diferencias en la operación de inteligencia criminal y de protección de seguridad nacional) y señalar las prioridades establecidas por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en materia de coordinación, judicialización de casos y readecuación de plataformas tecnológicas", se lee en los folios.

Ímaz también presentó a la CIA un diagnóstico sobre el Centro Coordinador Regional de Inteligencia y Operaciones (CCRIO), creado en el gobierno de Calderón, y en el que resalta que "aunque no cumplió las expectativas generales, será utilizado como modelo para el establecimiento de los cinco Centros Regionales de Fusión de Inteligencia (CRFI)".

Durante la gestión del entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el Cisen propuso la participación de las agencias de espionaje de Estados Unidos sin limitar su presencia y operación en territorio mexicano, incluso en áreas que no fueron consideradas inicialmente en la Iniciativa Mérida, herramienta bilateral de combate al crimen organizado. "Ampliar horizontes hacia terrorismo y/o anarquismo, no centrar la utilidad en la delincuencia organizada", destacan los documentos sobre el programa Switch Access.

En los archivos clasificados el gobierno de Peña plantea la participación de las agencias estadunidenses en casos regionales y no sólo en "blancos de alto valor", como son los jefes del crimen organizado. "Ello conllevaría su inclusión en el proyecto de las coordinaciones regionales, pero bajo esquemas controlados".

En cuanto a los CCRIO, el Cisen expone que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA