La "superdelegación" Jalisco, una estructura de nepotismo - 6 de Octubre de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 816716357

La "superdelegación" Jalisco, una estructura de nepotismo

Autor:Arturo Rodríguez García
 
EXTRACTO GRATUITO

Creadas en la actual administración para evitar el exceso burocrático y la intermediación en la entrega de apoyos sociales, las Coordinaciones Estatales de Desarrollo empiezan a registrar los primeros casos de corrupción, pero ninguna como la llamada "superdelegación" en Jalisco, hasta ahora la más emblemática de la descomposición. Su episodio más reciente es una red de nepotismo: el superdelegado Armando Zazueta Hernández, designado apenas el pasado 15 de agosto -aunque inició sus actividades públicas hasta el 1 de septiembre- es la cabeza de una estructura plagada de parientes y amigos, tanto en los cargos de decisión como en la asignación de plazas y apoyos económicos.

La relación más destacada en la asignación de plazas en la entidad es en la nómina de Servidores de la Nación, en la cual figura Ivón Guadalupe Mercado Baena, pareja de Zazueta Hernández.

El presidente Andrés Manuel López Obrador apostó la operación gubernamental a las superdelegaciones, un cargo creado para eliminar las delegaciones que cada dependencia tenía en cada entidad federativa y con ello ahorrar por adelgazamiento burocrático; si bien hasta ahora su papel se ha concentrado en las políticas sociales. Mediante los llamados Servidores de la Nación -en los hechos operadores de programas en campo- hay denuncias particularmente del PRD sobre ese ejército de operadores porque, dicen los perredistas, promueve la imagen del mandatario con fines electorales, por lo que el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene abierto un expediente, según se dio a conocer el pasado 26 de septiembre.

El uso electoral de las superdelegaciones ha sido un señalamiento constante contra el gobierno de la Cuarta Transformación debido a que en la mayoría de las entidades se designó a excandidatos a gu-bernaturas y operadores electorales.

El asunto más escandaloso era el de Jalisco, donde el empresario y político Carlos Lomelí Bolaños -quien en 2018 fue candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia- fungió como subdelegado hasta el 12 de julio pasado.

Empresario destacado en el sector farmacéutico y proveedor gubernamental del ramo, Lomelí Bolaños fue exhibido en un reportaje de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. Al principio la información fue desestimada por el presidente López Obrador; no obstante, la Secretaría de la Función Pública (SFP) anunció una amplia investigación contra sus empresas y su personal.

La titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval, dio a conocer en la conferencia presidencial matutina del 15 de julio que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA