En torno a Legado de espinas - 22 de Diciembre de 2012 - Proceso - Noticias - VLEX 413732673

En torno a Legado de espinas

 
EXTRACTO GRATUITO

De Víctor Hugo López-Araiza

Señor director:

Licenciado Rodríguez Castañeda con todo respeto a la señorita Gloria Leticia Díaz; o no logró la lectura de los documentos de dicha queja o no sabe interpretar, o no sabe leer bien, pues yo, Víctor Hugo Lopez-Araiza y del Corral, soy dueño de Industrias Lopraiza, S.A de C.V. (que es lo único real y cierto de ese párrafo de su artículo) envié el 21 de abril de 211 (que le ruego señor director de Proceso lea usted completamente), después de una visita personal que habíamos hecho meses antes al director general del metro, en la cual reclamo prácticamente el no acción en el tema tan grave que se había hecho a pesar de dos oficios escritos, y que fue de un monto de casi tres veces mayor que los 3.5 millones de pesos que la señorita Gloria Leticia Díaz asienta equivocadamente, por no haber leído toda la correspondencia que de mi escritorio se envió con los anexos de las dependencias oficinales que recibimos y que me estoy permitiendo en esta carta anexar para conocimiento de usted señor director de Proceso sabiendo del cuidado de lo que se edita en su revista, y que sin duda en lo personal usted cuida mucho.

Anexo se servirá usted encontrar la correspondencia que dirigí tanto a la Secretaría de la Función Pública, como al IFAI, como a la Contraloría del Gobierno del D.F. y Contraloría del STC (metro), para poner en conocimiento de ellos el suceso y conocieran los datos que por el IFAI se supone son conocidos y argumentar correctamente cualquier palabra que salió de mi persona, mismos que pongo en su conocimiento igualmente con la debida atención y respeto para que doña Gloria Leticia Díaz tenga a bien leerlos y conozca que lejos de ser yo el que alude como corrupto; es mi empresa la que está señalando las corrupciones, que aunque sabemos de otras tantas, esta es solamente la que nos atañe directamente en esta ocasión.

Desde el año 1977 hemos sido proveedores muy serios del STC, porque si bien es cierto que antes no había habido tanta incidencia y que cualquier persona, funcionario público se atreve a solicitar "cochupos" para su beneficio propio, mi contestación personal a muchos encargados del departamento de adquisiciones del STC que han pasado es: "discúlpeme señor, pero yo vengo a vender mis bombas, no vengo a comprar al personal del metro" y licenciado Rodríguez Castañeda, si todos nosotros los proveedores no tuviéramos miedo de quedarnos sin vender nuestro producto y fueran lo suficientemente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA