Trump fortalecerá la criminalidad - 25 de Febrero de 2017 - Proceso - Noticias - VLEX 670243161

Trump fortalecerá la criminalidad

Autor:Jaime Porras Ferreyra
 
EXTRACTO GRATUITO

MONTREAL- "Lo más preocupante" del gobierno de Do-nald Trump es que no reconoce que el derecho internacional "impone límites a los Estados para expulsar a extranjeros: no puede deportar a alguien que esté en riesgo de tortura o de persecución en su país, no puede separar familias, no puede enviar a niños sin estar seguro de cuál es la mejor situación para ellos."

De hecho "su gestión de la migración irregular se parece mucho a las políticas contra el alcohol durante los años de la prohibición o a la guerra contra las drogas. Con programas de cero tolerancia aparece la criminalidad, un mercado clandestino y se violan muchos derechos". Eso va a ocurrir con el proceder de Trump: sus políticas restrictivas llevadas al extremo "van a fortalecer la criminalidad y los migrantes, dada la atmósfera de persecución, sufrirán aún más explotación".

El canadiense Francois Crépeau sabe de lo que habla: funge desde 2011 como relator especial de la ONU sobre los Derechos Humanos de los Migrantes.

En entrevista con Proceso, en la Universidad McGill, donde es titular de la cátedra Oppenheimer en derecho internacional público, Crépeau se pronuncia sobre el desatino de las políticas migratorias del gobierno de Trump y aborda el papel de la administración mexicana en defensa de sus connacionales; subraya la falta de coherencia que ésta ha mostrado cuando pide respetar los derechos de sus ciudadanos en Estados Unidos, al tiempo que permite que en su territorio se violen los de los migrantes centroamericanos.

-¿Qué impacto tendrá la estrategia migratoria de Trump en los derechos de millones de personas?

-La convención sobre los refugiados protege a alrededor de 21 millones de personas actualmente. Se trata de una protección internacional para quienes no estén bajo el cobijo de sus Estados. Pero hay otras personas que requieren también de la protección de sus derechos. Esto contradice aquello que escuchamos frecuentemente por parte de los Estados e incluso de algunas instituciones internacionales.

"Me refiero a que los Estados deben proteger a los refugiados, pero no se habla con amplitud sobre los derechos de los otros migrantes. Hay un poder de los Estados para expulsar a extranjeros en ciertas condiciones, pero hay límites. Esto es lo más preocupante con Trump. No se puede, por ejemplo, deportar a alguien que esté en riesgo de tortura o de persecución en su país, no se puede separar familias, no se puede enviar a niños sin estar seguros de cuál es la mejor situación para ellos.

Hay límites sobre lo que los Estados pueden hacer con los extranjeros. Es necesario que instituciones, como los tribunales, se manifiesten respecto a estos derechos.

-Trump anunció el pasado martes 21 la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA