Volvió a tomar el Zócalo... con banda presidencial y bastón en mano - 2 de Diciembre de 2018 - Proceso - Noticias - VLEX 748333945

Volvió a tomar el Zócalo... con banda presidencial y bastón en mano

Autor:Arturo Rodríguez García
 
EXTRACTO GRATUITO

Andrés Manuel López Obrador sale de Palacio Nacional, adonde llegó horas antes, por primera vez como presidente constitucional. Camina hacia el Zócalo con una mano en alto y la agita, sonriente. Avanza por un corredor de vallas metálicas, saludando a quien alcanza entre el gentío. Algunas mujeres lloran de entusiasmo, él reparte besos y se entretiene un poco más con el grupo de edad avanzada, que suele aparecer en sus concentraciones políticas desde la Jefatura de Gobierno, y así sigue.

Más allá de diagnósticos, estadísticas y proyectos de modernización maquetados para su transmisión en pantallas gigantes -uso y costumbre de los dos sexenios precedentes-, el nuevo mandatario delinearía ofertas, con énfasis en su historia personal y política, momentos después de ser protagonista de una serie de actividades que modificaron los rituales del presidencialismo mexicano.

Hace casi 27 años que por primera vez AMLO llenó el Zócalo e irrumpió en la escena política nacional. Al frente del Éxodo por la Democracia salió con decenas de personas de la Chontalpa, en Tabasco, en protesta por un fraude en elecciones municipales y marchó hacia la Ciudad de México, donde lo recibieron 40 mil personas; acción con la que consiguió días después la nulidad de los comicios en tres ayuntamientos. Era enero de 1992.

Desde entonces, cuando no llenó el Zócalo para una campaña lo hizo para una protesta, hasta que el 1 de julio y el 1 de diciembre de 2018 la plaza se llenó para la celebración (#AMLOFest, fue su etiqueta en las redes sociales) que cambió los rituales de la vida política con su toma de posesión de la Presidencia de la República.

López Obrador está erguido, el rostro hacia arriba para iniciar la ceremonia de purificación en un templete monumental, donde integrantes del consejo consultivo del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, formado por representantes de 130 pueblos, le dispensa sus consagraciones con fondo musical de confección new age. Después alterará ligeramente el texto original de su discurso para tomar de ahí la referencia y alterar el objeto del partido que creó hace cinco años, el cual lo condujo al poder:

"Después de la purificación a la investidura presidencial por los pueblos indígenas de México diría, para resumir en una frase lo que buscamos, lo que anhelamos: la purificación de la vida pública de México."

Se comprometió a atender las demandas históricas de los pueblos indígenas. Antes, en el periodo de transición, recordó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA